Randstad, empresa de recursos humanos, ha publicado su previsión anual de contratación de cara a la campaña de Navidad, que incluye los meses de noviembre a enero. Se trata de un periodo del año en el que el comercio, la distribución, la hostelería, el turismo o la restauración, entre otros, motivan la generación de empleo temporal para reforzar determinados puestos en las empresas y satisfacer la demanda. En este sentido, Randstad prevé que la campaña de 2014/2015 genere la mejor cifra de los últimos siete años, es decir, desde 2007. Tras un pronunciado descenso entre 2007 y 2008, con un descenso superior al 35%, en 2009 y 2010 se registró un aumento progresivo del 11,5% y del 18%, respectivamente. 
 
Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad, afirma que “mes a mes se consolidan los datos positivos de creación de empleo. Sin embargo, la elevada tasa de desempleo y la incertidumbres de la economía en la eurozona nos obligan a ser extremadamente cautos”. Por este motivo, Pérez anima “a todos los agentes sociales, tanto públicos como privados, a trabajar para mejorar la situación del empleo”.
 
Los sectores que generan mayor volumen de empleo están relacionados con los servicios, como la hostelería, la restauración, el comercio, el turismo y la distribución. Además, se suman otros nuevos que motivan la creación de empleo derivados de los nuevos hábitos en el consumidor. Las empresas de paquetería, por ejemplo, aumentan su actividad debido al comercio electrónico, lo que aumenta la demanda laboral de profesionales por su parte. Entre los puestos más demandados durante la campaña de Navidad destacan, en gran medida, aquellos que dependen de las actividades lúdicas y festivas propias de esta época del año. En esta línea, aumenta la contratación de empaquetadores, camareros, promotores, azafatos, conductores, cocineros o manipuladores, entre otros. 
 
Las empresas solicitan perfiles más cualificados y con experiencia demostrada para que la contratación incremente tanto sus ventas como la productividad y la eficiencia en un breve periodo de tiempo. La adaptabilidad al puesto en un corto plazo de tiempo supone un valor añadido que beneficia al candidato, más aún cuando se trata de sustituciones o refuerzos, independientemente del sector en el que se contrate.
 
El perfil del demandante de empleo durante esta campaña es un profesional de entre 25 y 40 años con estudios secundarios. En muchos de estos casos, además, se encuentran cursando estudios superiores, como formación universitaria o ciclos formativos de grado superior. Asimismo, la demanda de trabajadores con experiencia previa por parte de las empresas conlleva una oferta que se adecúe a estas necesidades. Los contratos de duración determinada suponen una nueva oportunidad de acceder al mercado laboral para los profesionales desempleados. Se trata de una vía que resulta determinante para aumentar la empleabilidad de los trabajadores.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído