La iniciativa solidaria del colegio Siervas de San José está llegando a su fin, y aunque aún les queda mucho en el rastro, la organizadora asegura que ha sido todo un éxito y ya apenas les queda nada. Peluches, libros, accesorios, y todo lo imaginable está a la venta en este rastrillo, que ha sido posible gracias a las donaciones del personal del centro y los padres de los alumnos. 

Cristina Klimowitz, concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades ha ido este jueves a visitar este puesto solidario, y a dejar constancia del apoyo del Ayuntamiento a este tipo de iniciativas, que ayudarán a la reconstrucción de Filipinas. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído