Las avenidas del Obispo Sancho de Castilla y de Carmen Martín Gaite, situadas en las inmediaciones del Cementerio de Salamanca y los ensanches viales del barrio de Pizarrales, acogieron desde el domingo, 4 de septiembre, y el jueves, día 8 de septiembre, el rastro que durante el resto del año se celebra en La Aldehuela de los Guzmanes. 

Los aproximadamente cuatrocientos puestos del rastro regresan este domingo a su ubicación habitual tras el desmontaje de las atracciones recuperando así la normalidad de uno de los mercadillos más populares en la ciudad de Salamanca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído