La Comunidad Autónoma de Castilla y León dispondrá en 2013 de un sistema de receta electrónica que, además de mejorar la atención, servirá para asegurar que la aportación efectiva de los pensionistas se limita estrictamente a los límites máximos de 8 o 18 euros, "sin que tengan que esperar a ninguna devolución posterior", según anuncia el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

Herrera concreta que este mismo año se culminará un sistema de prescripción electrónica a lo que ha sumado su posterior incorporación al mismo de todas las oficinas de farmacia para disponer en 2013 de ese sistema de receta electrónica.

No obstante, Herrera defiende la modificación de las reglas de aportación al gasto farmacéutico realizada por el Ejecutivo central que modula la tradicional división entre activos y pensionistas con los elementos de progresividad vinculados a la renta. Y admite, que no parecía equitativo que en torno a 1.800 pensionistas de Castilla y León con una renta de más de 100.000 euros anuales "no realizasen aportación alguna" cuando más de 40.000 personas sin recursos tuvieran que sufragar el 40 por ciento de los costes farmacéuticos.

No obstante, puntualiza, la nueva medida supone un nuevo esfuerzo para las personas mayores de Castilla y León a las que ha agradecido su "actitud ejemplar" en un momento de necesidad nacional.

El gasto farmacéutico supone en torno al 10 por ciento de los presupuestos regionales y ha aseverado también que con el Plan de Pago a Proveedores puesto en marcha por el Ejecutivo de Mariano Rajoy Castilla y León está al corriente en los pagos, lo que ha desvanecido toda amenaza sobre la seguridad del suministro, explica Herrera en su discurso.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído