A pesar de sextuplicar el presupuesto del primer borrador de anteproyecto de ley (408 millones de euros), el sindicado educativo CSI-F piensa que es totalmente insuficiente para los retos y objetivos planteados por el Gobierno y el MECD y por ello han rechazado la memoria económica propuesta en la Conferencia Sectorial
 
Desde CSI-F denuncian y reprobrueban que en la elaboración de esta memoria hayan primado criterios de ahorro del gasto por encima de la inversión en un servicio público básico como el educativo. "Es preocupante que el MECD reconozca en la propia memoria (3.2.1. Costes de Implantación) que “la reforma no pretende el incremento de la inversión en educación, sino la mejora de la eficacia y la eficiencia de los recursos disponibles”. Esta afirmación va en dirección contraria a todos los informes internacionales, que recomiendan invertir en educación para salir antes y mejor de la crisis.
 
Asimismo echan en falta partidas muy importantes como la Formación Profesional Dual, los centros docentes españoles en el Exterior, los programas de mejora del aprendizaje y del rendimiento al 2º y 3º curso de la ESO, la compensación interterritorial, especialmente las comunidades con mucha ruralidad y amplia dispersión poblacional, etc.
 
A pesar de que el Estado asumirá los costes directos, que superarán los 408 millones € (27+130+255), las comunidades autónomas asumirán los costes de consolidación, que dependerán en gran media del “éxito” de la nueva ley, y que vendrá marcado por la reducción del índice de abandono escolar prematuro como consecuencia del trasvase de alumnos a la Formación Profesional.
 
En CSI-F rechazan frontalmente la consolidación de medidas que, según el presidente del Gobierno y el propio ministro de Educación, se adoptaron de modo coyuntural y excepcional, y en la memoria se reflejan como estructurales (3.2.1.1.3.)>  Se parte del escenario actual de recortes (RD 14/2012):

Profesores Enseñanza Pública a 20 horas.

Mantenimiento y aumento de ratios alumnos/profesor.
Sustituciones de bajas por compañeros del centro.
 
Estan en contra de la compactación de profesores en Bachillerato como consecuencia de una menor optatividad y de la reducción de modalidades. El sistema educativo no está en disposición de asumir un nuevo recorte de profesores proveniente de la compactación (-2.600 profesores) y de la especialización de los centros (-2.300 profesores).
 
Difieren con el MECD en el incremento de profesores que conllevarán las nuevas enseñanzas en 3º y 4º de la ESO. En la memoria se presupuestan +3.955 profesores (dividen entre 20 horas) y ellos consideran que corresponderían +4.400 profesores (dividir entre 18 horas).
 
En definitiva, "es una ley centrada en reducir el número de profesores y el gasto en servicios educativos. Una ley así no puede aspirar a conseguir una educación de calidad equiparable a la de los países más avanzados de nuestro entorno", afirman desde el sindicato.
 
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído