El año 2013 no sólo ha comenzado con un incremento de precios en los recibos energéticos o aumento de la presión fiscal, sino que también productos comúnmente consumidos por los ciudadanos, como la gasolina y el tabaco, también aumentan su precio. En el caso de los cigarrillos, regresa la guerra de precios protagonizada por las marcas el año pasado. Tras subir 20 céntimos la cajetilla de Fortuna, Ducados, Nobel y 15 la de Marlboro y Chesterfield, se prevé que otras marcas hagan lo propio.

En abril de 2011 las compañías BAT y Altadis subieron los precios en la misma proporción, y Philip Morris lo hizo en menor medida; Altadis bajó entonces 15 céntimos el precio de Fortuna y Nobel, pero en mayo Philip Morris rebajó radicalmente los suyos, pasando el precio de Marlboro de 4,25 euros a cuatro euros.

Las ventas de tabaco registraron un aumento en la provincia de Salamanca, según los últimos datos publicados por el Comisionado para el Mercado de Tabacos, actualizados a 30 de noviembre. En concreto, unos 1,3 millones de euros mayor de recaudación, al pasar de 80 millones de euros en 2011 a 81,3 en el presente ejercicio. 

No aumentó en cigarrillos, cuya venta es 300.000 euros inferior. Todo ello se traduce en menos unidades, tanto el global como sobre todo cigarrillos, de 19,6 millones de unidades a 18,1 millones. La venta de cigarrillos ha disminuido, pero no la de cigarros puros, al pasar de 13,9 a 16,5 millones de unidades. Lo mismo ocurre con el tabaco del liar, un millón de euros más, y con tabaco para pipa, 60.000 euros más.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído