"Cuando empezó el programa de la experiencia era un poco arriesgado, ninguna universidad se quería implicar y la Pontificia apostó por ello. No era fácil hacer que personas que vengan a la universidad, algunas con título, otras sin él... a nadie se le da un título especial, vienen simplemente a ser más cultos o críticos, por lo que había que consolidarlo", explica Adoración Holgado, directora del Programa de la Experiencia de la Universidad Pontificia de Salamanca, en una entrevista con SALAMANCA UNIVERSITARIA.

"En pocos años se aceptó por la universidad, los profesores, que era un nivel que realmente merecía la pena dar. La universidad como depositaria de la cultura puede difundirla a la población, entre ellos a los mayores. Lo que quería desde el año 1998, con la docencia ya consolidada, era darle otra función que tiene la universidad, como es la investigación. ¿Por qué no van a investigar los mayores?", asegura. 

La entrevista completa, en www.salamancauniversitaria.com.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído