El Grupo Socialista llevó al pleno del Ayuntamiento de Salamanca una iniciativa para evaluar la pérdida de personal municipal como consecuencia de la aplicación de la tasa de reposición, pedir su eliminación si se cumplen los criterios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, y abrir una negociación, con todas las fuerzas políticas y los representantes sindicales, encaminada a la convocatoria de la oferta pública de empleo y reponer todas las vacantes que se produzcan desde el próximo año. Finalmente fue aprobada por unanimidad, aunque con matices de varios grupos municipales.

?Resulta evidente que en el Ayuntamiento de Salamanca se ha producido una reducción de plantilla como consecuencia de la aplicación de la tasa de reposición impuesta por el Gobierno, o lo que es lo mismo, la imposibilidad y la limitación de cubrir las vacantes que por diferentes motivos se han venido dando?, explica el PSOE. 

Añade que este hecho ha supuesto, además de una injerencia en la autonomía de los ayuntamientos y en sus competencias sobre todo en materia de servicios sociales, una pérdida de empleo público difícil o imposible de recuperar, y la externalización o la privatización de servicios municipales que deberían prestarse con personal propio, ?una tendencia que este gobierno del PP, con la complicidad de gobiernos locales como el de Mañueco, se pretende consolidar en el futuro?.

Es por todo esto por lo que el PSOE ha llevado al pleno del Ayuntamiento este viernes una moción con el objetivo de evaluar los efectos provocados por la tasa de reposición en la plantilla del Ayuntamiento de Salamanca y, además, iniciar un proceso de negociación política en torno a la Oferta de Empleo Público del año 2017 para definir las áreas, secciones y servicios públicos municipales en los que es urgente cubrir las vacantes producidas con anterioridad. ?Una negociación compatible con la legalidad vigente y acordada con los representantes de los trabajadores a través de la Junta de Personal y las secciones sindicales?, concluyen los socialistas.

Debate

El concejal de Ganemos, Gabriel Risco, aseguró que la reducción de personal es un grave problema de las adminsitraciones públicas y cuyo objetivo está en "desmantelar lo público y traspasarlo a la privatización", en el que el "PP tiene excelentes relaciones, solo hay que ver el caso Gürtel", comentó. "Solo es posible prestar buenos servicios públicos si se cuenta con el suficiente personal", dijo. 

El portavoz de Ciudadanos, Alejandro González, se quejó de que se ha castigado a todos los municipios por igual dando lugar a injusticias, como por ejemplo en Salamanca. "Un Ayuntamiento que cumple y no puede cubrir todas las plazas. Si contabilizamos a nivel general, el resultado es catastrófico", con la consiguiente "pérdida de calidad en los servicios públicos". 

Además, recordó que este año ya se han contratado hasta 14 trabajadores públicos en diversos ámbitos. "Nos hubiera gustado que hubiera más pero nos encontramos con el límite del Gobierno". 

El portavoz popular, por su parte, Fernando Rodríguez, también anunció el voto a favor de su Grupo Municipal, si bien quiso puntualizar una serie de hechos descritos en la moción. El primero fue que la limitación se produjo en 2011 y no en 2012, con José Luis Rodríguez Zapatero en la Presidencia del Gobierno, "etapa de la que parecen no querer acordarse". 

Hubo, además, otra serie de quejas como las críticas realizadas a la ley de racionalización y las competencias que le corresponden a las entidades locales, así como a las negociaciones realizadas. Frente a todo, el portavoz socialista, José Luis Mateos, se ha defendido diciendo que quien ha convertido la limitación en estructural y no en algo coyuntural ha sido el Partido Popular. De hecho, ha cifrado la pérdida de empleo público en 170.000 personas en los últimos cuatro años. 

También aseveró que los diferentes puntos de la moción están bien recogidos y que, de hecho, existe una parte de la Ley sobre las competencias está paralizada porque "pone en riesgo la autonomía de los Ayuntamientos. El Estado no puede entrometerse en las competencias que le son propias al Ayuntamiento. Una parte importante de esta Ley está parada porque hay dudas de su constitucionalidad". 

Moción conjunta de apoyo a los trabajadores de Qualytel

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca llevó al pleno el conflicto laboral de la empresa Qualytel mediante una moción en la que se pide que todos los miembros de los grupos políticos que forman la Corporación trasladen su apoyo y la solidaridad a los trabajadores y trabajadoras del sector de los contact-center en sus reivindicaciones. El objetivo es evitar la pérdida de derechos laborales consolidados y conseguir condiciones de empleo dignas. A este se unieron posteriormente todos los grupos municipales. 

Los concejales quieren de esta forma mostrar su preocupación  implicándose en la resolución de un conflicto laboral, pues llevan más de veinte meses negociando un convenio, mostrando su solidaridad y apoyo hacia los trabajadores de los contact-center ?que luchan por la defensa de sus derechos y la mejora de las condiciones laborales?. 

Los grupos municipales recuerdan la necesidad de aumentar el poder adquisitivo de los empleados, fijación de un porcentaje de trabajadores a jornada completa fomentando la calidad y la estabilidad en el empleo, la limitación de la contratación a través de empresas de trabajo temporal, limitación de los días continuados de trabajo y la distribución irregular de la jornada, y facilitar la conciliación laboral y familiar. ?Derechos que se ponen en cuestión por parte de la empresa?, se añade.

 

 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído