El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha anunciado que, para ayudar  los autónomos a afrontar la crisis económica, se retrasará al menos por un año la obligación de cotizar por contingencias profesionales y cese de actividad para los trabajadores autónomos que inicien una actividad. Se trata de una medida que supondrá un ahorro de alrededor de 500 euros para los trabajadores autónomos, y de 300 para los agrarios por cuenta propia. La novedad se incorporará mediante una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado para 2013.
 
La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) afirma que los autónomos cobran menos de lo que les cuesta tener un empleado. Tras los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el coste laboral, desde Uatae mostraron su preocupación por la dificultad que encuentran muchos autónomos a la hora de poder contratar un empleado, dato que se evidencia en que tan sólo uno de cada cinco autónomos tiene algún asalariado.
 
La secretaria general de este colectivo, María José Landaburu, expresó en un comunicado que el "problema fundamental" reside en que a la mayoría de los autónomos el gasto que les supone un empleado supera su propio sueldo. "Y el problema aumentará más aún con las nuevas subidas de impuestos junto con la paralización del consumo, por lo que se hace cada vez más necesario no solo estímulos a la contratación sino rebaja directa de los costes tanto en materia de seguridad como de IRPF", auguró Landaburu.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído