Las fuertes lluvias de los últimos días han incrementado el caudal del río Tormes a su paso por Salamanca y los municipios del alfoz. Así, algunas zonas están parcialmente inundadas, como la ribera en Rector Esperabé donde por ejemplo los Lunes de Aguas se come el hornazo.

Según datos oficiales de la Confederación Hidrográfica del Duero (DHC), el río ha llegado a tener un caudal de 120 metros cúbicos por segundo, cuando la semana pasada rondaba los 40. De hecho, en la Isla del Soto de Santa Marta de Tormes la fuerza del agua se ha llevado el paso de tierra habilitado por los camiones que están ejecutando las obras de una nueva pasarela.

La situación no es grave y no se prevén graves crecidas gracias a que el agua del Tormes está regulada desde su entrada por la provincia de Salamanca a través de Puente del Congosto. Al llegar a la comarca de Guijuelo se controla en el embalse de Santa Teresa, al 79% de su capacidad, y en la comarca de Alba a través del Azud de Villagonzalo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído