El Secretario General de la Asamblea de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, ha definido la figura del voluntario como, “ese ser basado en los valores de la solidaridad y la confianza mutua y que trasciende todas las fronteras culturales, lingüísticas y geográficas”. Y añade, “al brindar su tiempo y sus conocimientos sin esperar una recompensa material, los propios voluntarios se sienten realizados, imbuidos de un extraordinario sentimiento de plenitud”. Desde 1985 la organización no gubernamental celebra el 5 de diciembre el Día de los Voluntarios para el Desarrollo Económico y Social que, particularmente, este año está enfocado a los jóvenes del mundo activo. 

Si de algo puede presumir la provincia salmantina en este aspecto es del crecimiento y solidificación de la figura del voluntario. El pasado mes de junio, Cruz Roja recogía la medalla de oro por la labor y el trabajo desempeñado en Salamanca durante 140 años. El presidente de la entidad, Jesús Juanes, no quiso dejar pasar la oportunidad y dedicó unas palabras a los más de 2.000 voluntarios salmantinos. Juanes alabó a los centenares de voluntarios que año tras año fueron sumando esfuerzos y confesó que “ese reconocimiento no es de Cruz Roja sino de la ciudadanía salmantina”. Asimismo, cabe destacar la dedicación del sector femenino de nuestra provincia, ya que, compone el 62% del total de voluntarios así como el incremento registrado en los últimos años de jóvenes de entre 21 y 31 años y que, actualmente, se sitúa en el 39%. 

Los planes de intervención de Cruz Roja Española desempeñados por voluntarios van desde planes de intervención social hasta cooperación internacional pasando por formación y juventud. Concretamente este último, lleva trabajando en Salamanca desde 1997 con el objetivo de reconducir educativamente a aquellos jóvenes que han abandonado sus estudios e insertarlos socialmente. Para ello, Cruz Roja de Salamanca desarrolla tres cursos formativos (aprendiz de cocina, restauración y fontanería) de nueve meses cada uno y que unen conceptos teóricos y prácticos. José Vaquero, director del Centro Joven de Cruz Roja Española, confiesa que los principios de curso suelen ser conflictivos debido a que la gran mayoría de los chicos presenta un gran rechazo al medio escolar y su paso por los centros educativos ha estado marcado por el ausentismo y las expulsiones disciplinarias. 

Los cursos formativos dan la oportunidad a jóvenes con severas dificultades para acceder al mercado laboral a través de prácticas formativas en empresas con posibilidad a continuar su andadura profesional en ellas o la continuación de esa formación con un ciclo superior. En línea con estos cursos, el Centro Joven de Cruz Roja Salamanca pone a disposición de sus beneficiarios actividades complementarias dirigidas al entorno del joven así como un refuerzo educativo. Ana Elena Cascón, una de las quince voluntarias de este centro, proporciona un apoyo en aquellas materias donde los alumnos presentan más vaguedades. Cascón apunta a que durante todo este tiempo que lleva desarrollando su actividad en el centro se ha encontrado con situaciones de verdadera pobreza tanto intelectual como formativa pero destaca la agradable sensación de bienestar cuando comienzan los alumnos comienzan a mejorar así como sus muestras de agradecimiento. 

Coincidiendo con el Día del Voluntariado, la Cruz Roja Española de Salamanca rendirá hoy su particular homenaje a todos aquellos voluntarios que conforman el área de actuación en la provincia salmantina y, en concreto, dieciocho personas recibirán una medalla de oro por su dedicación y constancia. Asimismo y en el marco del 140 aniversario de la Cruz Roja de Salamanca, se inaugurará una exposición dedicada a la historia y figura del voluntario y se descubrirá una placa conmemorativa en la sede provincial de la organización. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído