Las variaciones residenciales que ha publicado recientemente el Instituto Nacional de Estadística (INE) dejan un saldo migratorio negativo de casi 1.500 personas en la provincia de Salamanca, en parte por el retorno a sus países de origen de quienes llegaron como inmigrantes hace una década y ahora la crisis económica les ha golpeado con fuerza, dejándoles sin trabajo y, por tanto, sin sustento.

Destacan los residentes en la provincia de Salamanca que decidieron marcharse durante el último año a Rumanía, 175, Colombia, 109, y China, 106. En Europa también destaca Portugal como destino de 175 residentes en territorio charro hasta ahora y Bulgaria de otros 66. En África, 50 fueron a Nigeria y 30 a Argelia, mientras que en América también destacan medio centenar a República Dominicana y a Perú.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído