El perfil de la persona más caritativa es joven y mujer. Esto es lo que afirman los sin techo que deben lidiar con la realidad todos los días. En el Día Internacional de la Beneficencia, SALAMANCA24HORAS ha consultado a varias personas sin hogar que aseguran que ?se acerca mucha gente de 20 a 30 años. Los hombres no suelen ni mirarte?. Los más veteranos en esta dura lid también notan un cambio de mentalidad debido a la crisis. ?Son menos generosos y más irrespetuosos, aunque sean unos pocos?. Eso sí, los niños siempre alegran con los tirones de falda a sus madres para ayudar a ese hombre que lo necesita. ?Son los mejores momentos?.

La principal queja llega, precisamente, por la falta de respeto que sufren cada vez más a menudo. ?No queremos pedir. Estamos aquí porque la vida nos ha dado un golpe. Para nosotros ya es duro estar aquí para encima aguantar comentarios como ?búscate un trabajo??, aseguran. Los hay, incluso, que no se callan ante este desplante. ?Duele que te traten así. Me levanto y les digo, siempre desde el respeto, que no todos han tenido la misma suerte que él?, dice José, uno de esos sin techo que siguen luchando. Él mismo afirma que en otras comunidades no ha tenido ese problema. Recuerda el País Vasco con especial aprecio donde ?hay una mayor renta per cápita, aunque no debería contar para el respeto?.

Del trabajo y de las ayudas que reciben también hablan. ?Nada y nada. Hay que tener una dirección, un apartado de correos para ambas cosas. Para las ayudas hay que estar empadronado, ¿pero dónde me empadrono? Del trabajo te llaman una vez pero cuando les dices que estás en la calle te dan las gracias y no vuelves a saber nada de ellos?, critican. Las mujeres son las más beneficiadas en ambos casos, sobre todo en el de ayudas, algo que entienden. "Tienen más peligro. No sé, pueden ser violadas?. Sí se quejan de que otros, ?peores? que ellos y drogodependientes, tengan una cama a la que ellos no pueden acceder.

Los robos que están sufriendo por parte de otros sin techo es otro de los problemas. ?Aquí nos conocemos todos y hay que tener mucho cuidado?, dice Sergio. José, por su parte, recuerda que ya ha sufrido dos hurtos en apenas dos meses en Salamanca. 

Los extranjeros, aunque no precisamente en Salamanca, son los más caritativos. ?Aquí hay más juventud que vienen a otras cosas. No es el mismo turismo que en Torrevieja donde se paran a hablar contigo y te dan billetes. Luego hay en sitios donde no te dejan ni pedir?, dicen.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído