Salamanca registró 796 matriculaciones de turismos entre enero y marzo, lo que supone un aumento del 25 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, frente a un crecimiento nacional del 15 por ciento, según los datos difundidos este martes por la patronal Anfac. Todo ello después de que en marzo se vendieran 283 vehículos, un 47% más que el año pasado, el mayor incremento de Castilla y León.

David Barrientos, eirector de Comunicación de Anfac, afirmó que “por séptimo mes consecutivo, el mercado del automóvil da buenas noticias y finaliza el trimestre con un crecimiento por encima del 11%. Los próximos meses, donde se concentran la mayor parte de las matriculaciones del año, serán muy importantes para afianzar la recuperación de este mercado y, también será muy importante para generar más confianza en el consumidor español. Los volúmenes de matriculación todavía se sitúan por debajo del potencial del mercado español, y esto provoca que la antigüedad del parque siga aumentando hasta situarse ya por encima de los 11 años. Estos Planes han permitido desacelerar el fuerte deterioro del parque, y estamos ante un momento clave, no sólo para afianzar la recuperación económica, sino también para rejuvenecer nuestro parque automovilístico español potenciando los efectos positivos en la seguridad vial y el medio ambiente. No debemos relajarnos en esta tarea, la recuperación se vislumbra, pero aún no está aquí”. 

Por su parte, según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas, “esta embriaguez de buenas cifras no debe tampoco hacernos olvidar la resaca que hemos arrastrado en estos largos años de crisis. Lo cierto es que estamos todavía ante una demanda interna débil –terminaremos el año previsiblemente en las 800.000 unidades- que encuentra en los planes de ayuda a la compra la medicina para no desplomarse hasta que el crédito y la confianza vuelvan. Desde luego, la mejora de las previsiones de crecimiento para España por parte de Bruselas son, sin duda, una buena muestra de que la mejora la macro y su traslado a la micro está cada vez más cerca. Pero para no romper la inercia del mercado hasta que se normalice la curva económica, previsiblemente en este segundo semestre, sería necesario tener la garantía de que estos programas se renuevan de forma automática y con fluidez, máxime en un momento en el que esperamos que las redes de distribución consigan cerrar con una rentabilidad positiva del 1%. Rebajar la fiscalidad del vehículo de empresa con una deducción para los particulares de la cuota en el IRPF o una menor tributación del coche de incentivo son medidas que contribuirían también a estimular las compras e impulsar el necesario rejuvenecimiento del parque.”. 

Finalmente, Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios Faconauto, afirmó que “el primer trimestre del año nos deja mejores cifras de lo esperado. En concreto, hasta marzo se han matriculado 15.000 coches más de lo que inicialmente decían nuestras previsiones. Es evidente que el PIVE está detrás de estos buenos datos ya que prácticamente todas las ventas que hacemos los concesionarios se acogen al plan de incentivos del Gobierno. Gracias a él, está aflorando toda la demanda retenida durante los años de crisis: familias que tienen una necesidad real de cambiar de coche y cuya decisión de compra no puede esperar más. En esto también tiene que ver el hecho de que la percepción respecto a la situación económica de nuestro país esté cambiando poco a poco y, sobre todo, a que el crédito a la hora de adquirir un vehículo se esté encontrando con menos trabas, lo que está provocando un mayor porcentaje de operaciones aprobadas. Para los concesionarios este año tiene que ser, forzosamente, el del afianzamiento; parece que las cifras de este primer trimestre indican que vamos por el buen camino”.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído