Los datos del padrón de 2014 publicados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE) retrotraen a la población de Salamanca hasta 1930. Hay que remontarse hasta entonces para encontrar tantos habitantes como en la actualidad, entonces 339.000, ahora 341.000. Y es que desde que la provincia charra alcanzara 411.000 habitantes en el año 1950, la evolución demográfica se ha invertido, con una línea descendente a una media diaria de mil habitantes menos cada año. 

El descenso de población se ha acuciado durante las dos últimas décadas, con la mitad de la pérdida demográfica, hasta treinta mil habitantes menos. Los datos del padrón refrendan la continua pérdida de habitantes en la provincia de Salamanca, sólo rota durante el inicio del siglo XXI por la masiva llegada de inmigrantes. Ahora hay 3.619 habitantes menos que hace un año, a un ritmo de diez menos cada día. Así, la provincia charra se queda con 341.929 empadronados, casi diez mil menos que hace dos años después de que durante el ejercicio anterior el receso fuera de otras cinco mil personas.

 
Unas cifras que se añaden a las estimaciones de población del Instituto Nacional de Estadística, que apuntan no sólo a un negativo futuro demográfico en la provincia de Salamanca, sino que también tiene sus consecuencias laborales. Difícil panorama el que se presenta a la provincia de Salamanca si se añade que posee una de las mayores tasas de dependencia de toda España, es decir, el número de menores de quince años y mayores de 65 respecto al resto de población. Actualmente se sitúa en el 56 por ciento, nueve puntos por encima de la media nacional y entre las primeras provincias del país.

EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN DE SALAMANCA

(Año y número de habitantes)

1930   339.101

1940   390.548

1950   411.963

1960   405.729

1970   371.607

1981   367.720

1991   371.943

2001   350.209

2011   352.986

2014   341.929

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído