Los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social muestran que hay menos personas en las listas del paro que hace un año. Sin embargo, según la Encuesta de Población Activa (EPA), con casi dos mil parados más y récord de desempleados en Salamanca, eso no quiere decir que haya más personas trabajando. Prueba de ello es que la provincia charra cuenta ya casi con tantas personas sin trabajar pudiendo hacerlo que ocupadas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

La última EPA, correspondiente al primer trimestre de 2014, muestra que hay 156.000 salmantinos que componen la población activa, es decir, personas de más de 16 años y que no se han jubilado ni cuentan con alguna incapacidad laboral. Teniendo en cuenta que son 1.500 menos que el trimestre anterior debido a la fuerte emigración existente en Salamanca por la escasez de oportunidades laborales.

De esta cantidad, 119.000 se encuentran trabajando y 37.100 están en el paro. Sin embargo, si a los desempleados le sumamos otras 32.700 personas que se dedican a las labores del hogar, por lo que no cotizan pese a estar en edad de poder trabajar, y otros 18.200 estudiantes, suman 88.000 salmantinos que podrían estar trabajando pero no lo hacen por diferentes motivos.

La diferencia entre trabajadores y personas sin empleo se ha estrechado a pasos agigantados desde el inicio de la crisis. Así, la distancia se ha acotado, pues por ejemplo hay 3.200 ocupados menos que hace un año y casi dos mil parados más, además de dos mil estudiantes más y trescientas empleadas del hogar más. Cifras a las que habría que sumar 78.000 jubilados en una provincia que envejece a pasos agigantados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído