Las ventas de vehículos de segunda mano se incrementaron un 14 por ciento en septiembre en Castilla y León, hasta las 7.310 unidades, lo que contrasta con la caída del mercado de coches nuevos, según los datos recogidos por la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).
 
Por provincias, la única en la que se redujo la venta de vehículos usados en septiembre fue Salamanca, con una bajada del 0,09 por ciento hasta llegar a 1.131 unidades, mientras que en las otras ocho se elevó. En Ávila cambiaron de propietario 481 vehículos usados, un 23,01 por ciento más; en Burgos, 1.068, un 14,1 por ciento más; en León, 1.345, un 13,89 por ciento más; en Palencia, 503, un 16,98 por ciento más; en Segovia, 453, un 15,27 por ciento más; en Soria, 255, un 14,35 por ciento más; en Valladolid, 1.485, un 9,92 por ciento más, y en Zamora, 589, un 20,2 por ciento más.
 
En cuanto a la ratio entre coches de segunda mano y nuevos, en Ávila se vendieron 5,87 usados por cada nuevo; en Burgos, 4,53; en León, 7,12; en Palencia, 5,85; en Salamanca, 8,2; en Segovia, 5,59; en Soria, 6,38; en Valladolid, 4,63, y en Zamora, 6,54. El precio medio de los vehículos de segunda mano comercializados en la Comunidad en septiembre fue de 10.295 euros, un 0,6 por ciento menos que hace un año, según datos del portal coches.net. Los modelos más demandados fueron la Serie 3 de BMW, el Volkswagen Golf y el Audi A4.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído