El Consejo de Ministros del Gobierno en funciones aprobó el pasado martes el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para este 2016 que acaba de comenzar. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha considerado una subida del 1%, hasta los 655,08 euros al mes. Es el doble del aumento aprobado para este año, pero está por debajo del 1,5% al que el Gobierno se comprometió con los sindicatos.

En la actualidad el salario mínimo se encuentra en los 648,6 euros al mes, o lo que es lo mismo, 9.079,37 euros al año. Durante los últimos años sólo subió un 0,6% en 2013, pues en 2012 y 2014 permaneció congelado.

Los sindicatos califican esta cantidad de burla. Tanto Comisiones Obreras (CCOO) como la Unión General de Trabajadores (UGT) reclaman desde hace semanas un salario mínimo de 720 euros, lo que significaría un incremento del 11% para el próximo año, con el objetivo de llegar a los 800 euros en 2017. Algo inviable para el Gobierno ahora mismo.

Argumentan los sindicatos que un incremento del 1% del SMI supone una nueva pérdida de poder adquisitivo porque se prevé que en 2016 la inflación va a estar por encima de esa cifra y, como consecuencia, se seguirá reduciendo el salario en términos reales. "Es una imposición que demuestra el carácter antisocial del PP, dado que para 2016 los sindicatos y los empresarios hemos acordado un incremento de los salarios del 1,5% y lo lógico es que el aumento sea mayor precisamente para los que menos cobran, como fórmula para combatir la pobreza laboral y la desigualdad", concluyen.

Añaden que "la devaluación del factor trabajo, y del salario en particular, es una de las razones fundamentales de este grave deterioro social y tiene en la evolución del salario mínimo una de sus causas. Su práctica congelación en términos nominales desde que el PP llegó al gobierno ha provocado una pérdida de su poder adquisitivo empobreciendo a la parte más débil de las personas asalariadas".

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído