Con la llegada de la época estival y las vacaciones, el movimiento en los talleres aumenta. Muchos conductores quieren poner a punto sus vehículos para evitar quedarse tirados en la cuneta durante sus desplazamientos. Sin embargo, la situación económica ha provocado que el presupuesto de las reparaciones descienda drásticamente.

 

La inversión media oscila entre los 150 y los 180 euros aproximadamente, un descenso de entre el 60 y el 70 por ciento respecto a épocas anteriores. “La gente se retiene a la hora de dar libertad al mecánico”, señala el secretario de la asociación de automóviles y talleres, Francisco Basago.

 

Y es que los conductores llevan sus vehículos para hacer retoques puntuales, pero sin grandes inversiones. Según explica Basago, los hay que deciden recortar en seguridad: “Los neumáticos son una de las cosas obligadas, pero al final lo dejan para vuelta. Nos preguntan si no pueden aguantar”.

 

De media los talleres tienen una afluencia media de ocho automóviles al día, pero “ahora quizás aumenta con el paseo de vehículos hacia Portugal, aunque suelen entrar a cambiar las luces de emergencia”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído