El Consejo de Ministros abordará este viernes la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, que incluye importantes cambios en la normativa vigente, incrementando las sanciones y tipificando más actos que pueden ser multados. Es el caso de insultar a un policía, con sanciones de hasta 30.000 euros. Así, se considerará una infracción grave "amenazar, coaccionar, vejar e injuriar a los agentes de las fuerzas de seguridad cuando estén velando por el mantenimiento del orden público, por ejemplo en manifestaciones u otro tipo de protestas".

Pero es no es todo, "lterar el orden público encapuchado o con cualquier elemento que dificulte la identificación" también será considerado una infracción grave, con multas entre 1.001 y 30.000 euros. Una práctica común en numerosas concentraciones, sobre todo en este periodo de crisis, en que las protestas en la calle son más numerosas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído