La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha asegurado que muchos inmigrantes irregulares no quedarán excluidos de la Atención Primaria dado que las comunidades autónomas trabajan para llegar a acuerdos con organizaciones que ayudan a estos colectivos. Así lo ha asegura en el programa 'En días como hoy' de Radio Nacional, donde ha asegurado que las medidas recogidas en el Real Decreto para garantizar la sostenibilidad del sistema de salud pretende atajar, entre otras cosas, los abusos que se producen por ciudadanos extranjeros de nuestro sistema sanitario.
 
Mato ha defendido la necesidad eliminar ineficiencias en el sistema sanitario, pero también ha mantenido que es imprescindible que el sistema sea sostenible y que se debe pagar a los proveedores. Ha sañalado también entre las ineficiencias el hecho de que cada año se tiren 1.000 millones de euros en medicamentos y que cada español tenga una pequeña farmacia en su casa. Por eso, dice, se ha tenido que mantener el copago farmaceútico en el caso de los trabajadores activos y que se pida "un gran esfuerzo" a los jubilados afrontado el 10% del valor del medicamento, aunque ha asegura que un 90% de los pensionistas pagarán como máximo ocho euros.
 
La ministra considera que hay un gran acuerdo con estas medidas entre las comunidades autónomas, a pesar de que el consejero de salud andaluz manifestase su rechazo a la salida del Consejo Interterritorial en el que se informó del nuevo plan para la sanidad, algo que la ministra ha adjudicado a tacticismo electoral. A este respecto, la ministra ha incidido también en que nadie que necesite una ambulancia para acudir, por ejemplo, a diálisis va a tener que pagar este servicio y ha señalado que la medida en ningún caso va a causar ningún perjuicio.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído