Las actividades sanitarias y los servicios sociales es ya el sector que registra una mayor destrucción de empleo junto a la construcción, con casi un doce por ciento menos de afiliados respecto a febrero del año pasado, según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y la Seguridad Social. De hecho, en términos absolutos, es el sector en el que se ha producido una mayor desocupación, respecto al mismo periodo del año anterior, seguido del sector del ladrillo y la industria manufacturera.

2Estos datos son fruto de la sangría de empleos que arrastran la Sanidad y los Servicios Sociales durante los últimos seis meses, por la amortización de plazas de personal interino y los recortes emprendidos en las diferentes comunidades autónomas", según denuncia el sindicato CSI-F. Así, lanza una voz de alarma "ante el progresivo deterioro que se está produciendo en un sector fundamental de nuestro Estado del Bienestar".

CSI-F explica que en el conjunto del sector sanitario, los empleos de personal público representan el ochenta por ciento y es en este colectivo donde se está produciendo la principal destrucción de empleo. "Si los poderes públicos no ponen freno a esta situación, en poco tiempo comprobaremos como se ha dilapidado uno de los sistemas sanitarios que ha gozado de mayor prestigio, a nivel europeo y por extensión, a nivel mundial".

En este sentido, reclama la convocatoria urgente de la mesa sectorial del Ministerio de Sanidad para poner en común estos datos y analizarlos en coordinación con los representantes de las diferentes comunidades autónomas. "Ha llegado el momento de decidir si la sanidad pública y los servicios sociales deben ser la moneda de cambio en la reducción del déficit. CSI-F en el ámbito de su responsabilidad como sujeto activo de la sociedad civil, desde luego, no lo va a consentir", concluye el sindicato.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído