La Consejería de Sanidad moverá 81 médicos y 49 enfermeras, principalmente de zonas rurales a urbanas, una reordenación motivada por la despoblación de los pueblos de la Comunidad cuyos habitantes han emigrado a las ciudades. Así lo aseguró el gerente regional de Salud, Eduardo García, tras reunirse con los sindicatos en la Mesa Sectorial de Sanidad, en la que se abordó el borrador del Plan de Ordenación de la Atención Primaria que desarrollará la Administración y que podría contar con una segunda fase a partir de enero con la movilización de otros 171 médicos y 70 enfermeras que trabajan en áreas en las que hay menos población.
 
Para esta primera fase, la Consejería ha creado un grupo técnico de trabajo junto a los sindicatos, que analizará antes de que concluya el mes de agosto cómo llevar a cabo la fórmula operativa de reordenación de facultativos, qué personas podrían entrar en la misma, y cómo desarrollar la elección o la voluntariedad. Entre estos asuntos, los representantes de los trabajadores solicitaron a García mayor información sobre las alegaciones presentadas al documento y la respuesta que la Junta da a cada una de ellas, a lo que éste se comprometió a enviar un resumen con las mismas.
 
De los 81 médicos que cambiarán su puesto de trabajo, según García, 69 lo harán dentro del actual área de salud en la que desempeñan su empleo, mientras que una docena se moverá a otra zona diferente, capítulo para el que se tendrán en cuenta las plazas vacantes. Sobre la posible ejecución de la segunda fase para 2013, García explicó que dependerá del movimiento de la población y los ajustes del futuro, pero que en todo caso la cifra de 171 médicos y 70 enfermeras se corresponde con un estudio en el que se aprecia que hay zonas con capacidad de ceder profesionales por su reducción de población. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído