El ritmo de destrucción de empleo en España ha sido mayor que el de creación del mismo en los últimos años, debido a la crisis económica y, por tanto, laboral, que azota nuestro país y el entorno macroeconómico. A pesar de ello, algunos sectores han seguido creando puestos de trabajo y reclamando nueva mano de obra para hacer frente al futuro que se presenta. Estudiar esos sectores se hace fundamental en estos difíciles momentos para analizar cuáles son los puntos fuertes y reforzarlos, y así poder enfrentar los próximos meses desde una perspectiva de conocimiento y dominio de la situación.

La división de la oferta de empleo por sectores de actividad hace posible un conocimiento profundo del mercado laboral español. Permite saber qué áreas siguen demandando empleo en un momento de crisis y destrucción de puestos de trabajo como es el actual y cuáles son las que más afectadas se están viendo por la coyuntura económica. Con ese fin, Adecco, empresa de gestión de Recursos Humanos, e Infoempleo, han realizado un análisis de la distribución sectorial de la oferta de empleo en nuestro país. Para ello, se han incluido en este estudio más de sesenta sectores que, teniendo en cuenta el tipo de actividad primaria que desarrollan, han sido agrupados en cuatro grandes macrosectores: servicios, industrial, infocomunicaciones y construcción.

 
El macrosector industrial, que concentra el 40% de la oferta total de empleo, es uno de los que mejor comportamiento ha registrado este último año. A pesar de ocupar de nuevo la segunda posición del ranking de distribución macrosectorial del empleo, industrial se acerca cada vez más a los valores conseguidos por el área de servicios que, aglutinando el 41% del conjunto de ofertas, se mantiene como el principal macrosector en generación de empleo en nuestro país.

El macrosector de la construcción sigue perdiendo peso en el mercado de trabajo nacional, aglutinando tan sólo el 3% del conjunto de ofertas, un punto y medio menos que el año anterior. Las previsiones de recuperación no parecen materializarse hasta dentro de dos o tres años, si bien parece que los datos actuales marcan la parte más baja de generación de oferta. Este suelo viene motivado, no por la propia construcción, sino por la diversificación productiva de las empresas de este sector y por su propia internacionalización.

En el lado contrario, el sector que más crece en este último año es el de la informática. Estos datos ponen de manifiesto el auge que el macrosector de las infocomunicaciones, que integra las áreas de informática, telecomunicaciones y contenidos multimedia, ha tenido en los últimos meses. Esta área ha experimentado una evolución muy positiva en términos de empleo durante este último año, pasando a suponer el 14 por ciento de las ofertas de trabajo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído