El tejido económico de Salamanca se sustentó durante años en la construcción y el sector servicios. Con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, muchos de estos trabajadores buscaron reciclarse en la hostelería, el comercio y otros negocios, como así mostraban trimestre tras trimestre los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Sin embargo, el sector servicios ya no absorbe a los trabajadores de otras áreas económicas y se desinfla durante el último año, como muestran las cifras correspondientes al cuarto trimestre de 2011, con casi siete mil ocupados menos respecto al año pasado.

Los datos del Servicio Público de Empleo del pasado mes de enero han venido a corroborar esta tendencia, pues el sector servicios aportó tres parados diarios durante el último año en la provincia de Salamanca. Así, son 1.232 más, al pasar de 17.523 en enero de 2010 a los 18.755 actuales. Mientras, En construcción hay 636 parados más, en industria 308 y en agricultura 161 más.

Frente a los 98.300 ocupados en el sector servicios en 2010, ahora hay 91.800, cuatro mil menos que el trimestre anterior. En cambio, la construcción gana enteros durante los últimos meses, mientras que la industria también ha ganado 2.100 ocupados sobre el año anterior. Por su parte, la agricultura continúa con su paulatino ascenso para acumular apenas 8.900 ocupados, 2.600 más que hace un año.

Al mismo tiempo, los inactivos descienden en la provincia de Salamanca, 138.500 en la actualidad, casi cinco mil menos que hace un año. La mayoría son jubilados o pensionistas, 71.100, setecientos más que el trimestre anterior, mientras que aumentan los estudiantes hasta 17.200, dos mil más, y también las empleadas del hogar a 38.900.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído