Los datos del paro publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) respecto a la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2016 muestran una fuerte pérdida de empleo del sector servicios, regresando a cifras negativas después de que el trimestre pasado se rompiera una racha de un lustro.

La provincia charra se caracteriza por el turismo, sobre todo tras el pinchazo de burbuja inmobiliaria, como fuente de riqueza y creación de empleo. Durante el último año el sector servicios ha registrado siete mil quinientos ocupados menos, para quedarse en 94.600, lo que se añade que su población activa también ha disminuido con fuerza, unos siete mil salmantinos menos. Y es que muchos jóvenes buscan una salida laboral en la hostelería y el comercio se cansaron de buscar y emigraron a otras provincias e incluso el extranjero.

La agricultura también pierde trabajadores respecto a hace un año, dos mil, para quedarse en 11.000 ocupados. La construcción también sigue perdiendo efectivos, medio millar de empleados menos, hasta 8.300, y la industria ha crecido en unos dos mil más, hasta 20.800 salmantinos ocupados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído