Mal tiempo meteorológico y para el bolsillo. Estos dos factores han propiciado que para algunos hosteleros, la prominente lluvia no haya venido nada bien para sus negocios, aunque para algunos ha sido favorable porque “la gente se refugiaba en nuestro local”, ha asegurado un camarero de la zona. Este pensamiento no es compartido por todos, ya que algunos comercios tienen poco espacio en los interiores de sus locales y necesitan las terrazas para obtener ganancias porque con el mal tiempo éstas se reducen a la mitad.
 
Respecto a al primer trimestre de este año, algunos restaurantes no han notado mucho el aumento de ventas en este periodo de vacaciones: “Las ventas no han sido las que esperábamos y la afluencia de clientes tampoco”, destaca un camarero de las zonas colindantes a la Plaza Mayor. En la misma línea, otro hostelero piensa que "más o menos el balance ha sido como el año pasado, aunque en estas fechas se suele incrementar mucho el turismo".

Por último, la mayoría de ellos no creen en una mejora en sus ganancias de cara al verano. Aunque la excusa del tiempo ya no tendra cabida en esas fechas, muchos no son nada positivos con la situación económica actual.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído