El amanecer de este sábado no ha sido el de uno cualquiera, pues se ha visto empañado por la masacre que ayer por la noche vivió París. Al menos 128 muertos y 250 heridos en una cadena de seis atentados. Tres tiroteos y dos explosiones sembraron el pánico en la capital francesa desde las nueve y media de la noche comenzando por las inmediaciones del Estadio de Francia, donde la selección de fútbol disputaba un encuentro amistoso contra Alemania.

En total, seis puntos han sido objeto de los atentados terroristas en París: el estadio, la sala de espectáculos Bataclán, el restaurante ?Le Petit Cambodge?, el local ?Belle Équipe?, el bar ?Le Carillon? y el Boulevar Fontaine. Según las primeras informaciones, hasta ocho terroristas han disparado en nombre de Alá tan solo diez meses después de que el terrorismo islámico atentara contra la revista satírica ?Charlie Hebdo? también en París.

En exclusiva, SALAMANCA24HORAS ha logrado contactar con un salmantino que por desgracia ha tenido que vivir en primera persona la tragedia. Su lugar de residencia está tan solo a unos trescientos metros de la sala de espectáculos ?Bataclan?. Desde ayer por la noche vive en una auténtica pesadilla mortífera empujada por la tragedia y el sonido de las sirenas que no le han dejado pegar ojo en toda la noche. ?Ha sido una noche muy trágica, más en especial porque vivimos cerca de todos los lugares en los que han tenido lugar los atentados?, señala Damien Lozet.

Su mujer vivió los peores momentos. Damien, emocionado, relata a este diario que justo en el momento de los ataques se encontraba tomando una copa con unos amigos en un bar cercano. ?Mi mujer estaba en un bar muy cerca de ?Bataclan?. Ella no se dio cuenta pero un amigo sí se percató de los disparos. El bar cerró las puertas, porque las primeras noticias aconsejaban que no se saliera a la calle porque decían que los terroristas estaban fuera, y estuvieron como dos horas encerrados. Cuando pudo salir se refugió en el piso de una amiga, cerca del bar, hasta que por fin a las cuatro de la madrugada ha llegado a casa en taxi?. Momento en el que se ha abrazado a Damien y ha podido ver a su hija de once meses.

Lozet remarca que ?lo han pasado muy mal? y que no deja de pensar que podían haber sido ellos, pues un día antes habían estado cenando también al lado de ?Bataclan? donde han muerto un centenar de personas. ?Es triste pero la vida continúa. No podemos quedarnos en casa durante tres semanas por miedo, lo mejor es recuperar la normalidad cuanto antes?, concluye con el susto aún en el cuerpo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído