El Sindicato Profesional de Policías Municipales de España denuncia desde hace meses la situación que se está viviendo en la Policía Local de Salamanca. "El objetivo principal es la recaudación. La plantilla está dedicando casi el 90% de su servicio a denunciar, tramitar y notificar sanciones tanto del Ayuntamiento como de la Junta de Castilla y León, dejando atrás las verdaderas competencias que tenemos, especialmente en la prevención de la comisión de infracciones y las funciones de regulación de tráfico".
 
Un malestar creciente con las últimas medidas, como el remolcaje telemático de vehículos con la grúa sin presencia de los agentes de la autoridad. A su juicio, se está primando la recaudación sobre la legalidad del procedimiento, pues el conductor de la grúa no está facultado ni para decidir si hay indicios de infracción, ni para hacer la foto correcta que deje ver si esta existe o no, así como tampoco está instruido en la materia de autorizaciones como tarjetas de discapacitados. A esto se suma que incumplen la normativa de tráfico, al tener que ser ellos mismos los que corten la circulación de vehículos y personas cuando la ocasión lo requiere.
 
"Esto está llevando a la plantilla a una desmotivación absoluta, enfrentamientos entre los propios compañeros y un ambiente insoportable que hace muy difícil el trabajo diario", asegura el sindicato policial.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído