UGT denuncia que los datos de IPC de enero dibujan un escenario de responsabilidad no compartida para salir de la crisis, sobre todo si se tiene en cuenta que los costes laborales unitarios, que son los que influyen sobre los precios de los productos, que caen el 2,1 por ciento, mientras que los excedentes empresariales y las rentas mixtas crecen a un ritmo del 5,6 por ciento. 
 
El sindicato reivindica, en este sentido, el valor del segundo Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva, en el que se establece la “urgencia” de que todas las rentas realicen un esfuerzo conjunto. Asimismo, insiste en la importancia de la contención en los beneficios empresariales y su reinversión en la actividad productiva; en la responsabilidad de las administraciones públicas en materia de control de precios en productos y servicios de primera necesidad; y en la reducción de las remuneraciones de altos directivos y responsables de las empresas y la consecución de una política fiscal justa y progresiva. 
 
Por su parte, Comisiones Obreras defiende la moderación de los precios y asegura que este comportamiento del Índice de Precios al Consumo (IPC) es “básica” para el cumplimiento del segundo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2012-2014. Por ello, consideró que los precios deben continuar “flexionado a la baja” no sólo en el apartado privado, sino también en las tarifas y precios públicos responsabilidad de las administraciones, según recoge un comunicado. 
 
“Dada la atonía de la demanda y la importante moderación salarial, la contención de los precios internos a lo largo de los próximos meses y años, depende ahora de los empresarios”, sostuvo la central sindical, quien recordó el compromiso de la patronal de reinvertir los beneficios para impulsar la inversión y la creación de empleo. También, señaló que la caída intermensual del IPC en enero se explica, fundamentalmente, por el período de rebajas en el vestido y calzado. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído