UGT afirma que los datos del Índice de Precios al Consumo (IPC), correspondiente al mes de octubre, afectan sobre todo a los trabajadores porque pierden poder adquisitivo, según recoge en un comunicado. En ese sentido, el sindicato precisó que el alza de los precios complica la reactivación del consumo y, por lo tanto, también la recuperación de la economía. Por ello, apostó por impulsar políticas de creación de empleo y por decirle “basta ya” a los mercados financieros. Además, recordó que la subida de los precios afecta de forma más negativa a los casi 200.000 desempleados de la Comunidad.
 
Por ello, para UGT es “urgente” que la negociación colectiva recupere su papel en cuanto a “protección y mantenimiento” del empleo, así como instrumento de redistribución de la renta, al tiempo que urge a los empresarios de la Comunidad a que asuman su responsabilidad para renovar los convenios colectivos. “Es necesario plantar cara a los agentes financieros que se dedican a especular contra los países y sus deudas públicas, lastrando el crecimiento económico, sembrando desconfianza y alimentando la incertidumbre sobre nuestro futuro”, añadió la organización en un comunicado. 

Por su parte, CCOO afirma que los datos del IPC son “malísimos”, porque se suman a la evolución del desempleo. “Esto es un desastre”, ya que el alza de los precios en el décimo mes del año afecta al poder adquisitivo de los trabajadores y responsabilizó de la situación a la “falta de control de los precios” y a la “avaricia de las empresas”, señala el sindicato. Asimismo, apuntó que es necesario buscar un pacto para controlar la evolución de los precios y aplicar una reforma fiscal para volver a la “senda de la normalidad” y generar “confianza”. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído