El encuentro, que tuvo lugar en la sede del banco en la capital madrileña y sirvió para que los sindicatos trasladaran su “inquietud” a la dirección de España-Duero, como indicó el representante de Csica, Luis José Rodríguez Alfayate, quien expresó el compromiso de las centrales sindicales con el proyecto de integración con Unicaja para “sacarlo adelante” y hacerlo “viable”. No obstante, rechazó la aplicación de la modificación del artículo 41 de los Estatutos de los Trabajadores, la reforma laboral.

 
La representante de CCOO María Ordás criticó que la entidad haya sido la única que ha decidido utilizar la reforma laboral para aplicar medidas sobre la plantilla. También, expresó la intención de la parte social de sentarse a negociar los términos del plan laboral para la unión con la andaluza Unicaja, si bien criticó tener que hacerlo con “presión”. “No es el momento de imponer”, dijo al tiempo que sostuvo no conocen el “principio y fin”, esto es los detalles, del plan que la empresa presentará a los sindicatos. Además, criticó que se exijan sacrificios a los trabajadores, cuando se mantienen los complementes a los directivos. 
 
Cabe recordar, que la previsión es que la andaluza y la castellano y leonesa cierren su fusión jurídica en otoño. En principio, según explicó el presidente de Unicaja, Braulio Medel, tras reunirse con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, el proyecto de fusión “evoluciona bien” y avanza a “buen ritmo”, y el compromiso es que el proyecto siga pegado al territorio y aspira a mantener el liderazgo financiero, tanto en clientes como en participaciones empresariales, en las dos comunidades donde se asienta la unión, en Castilla y León y en Andalucía.

La postura de la empresa

El Banco Ceiss, entidad financiera de Caja España-Duero, planteará mañana a los sindicatos un paquete de medidas de ahorro, con rebajas de algunos complementos y la eliminación de otros beneficios laborales, con el objetivo de reducir costes anuales por valor de 15,3 millones de euros. La estrategia es situar los complementos y beneficios en los que marca el convenio colectivo vigente de cajas de ahorro y las medidas afectan no sólo a los empleados sino también a aquellos que se hayan prejubilado y mantengan estas condiciones.

 
El Banco Ceiss justifica estas medidas en la “situación de claro y grave deterioro económico y financiero” de la entidad que, además, “mantiene una estructura de mejoras retributivas y sociales que no existen en Unicaja” hasta el punto, según la comunicación, de que ellos costes del personal de la entidad castellana y leonesa es un 8 por ciento superior a la de la andaluza y que el coste medio por empleado es en la primera de 59.000 euros, frente a los 55.500 de la andaluza.
 
Con este panorama, los directivos de la entidad plantean a los sindicatos una reducción del complemento de antigüedad hasta llegar al cuatro por ciento del salario base en doce pagas ordinarias, frente al cinco por ciento que tenía ahora sobre 18,5 pagas, en el caso de Caja España y el cuatro por ciento sobre 18,5 o 20 pagas en el caso de Caja Duero. Según figura en la propuesta, para los empleados que tengan pactado contractualmente una cantidad anual global, ésta quedará reducida en el importe equivalente a la disminución del complemento de antigüedad.
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído