Los secretarios autonómicos de la Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), Agustín Prieto y Ángel Hernández, han mantenido un encuentro informativo con los sindicalistas salmantinos para abordar algunos pormenores de la huelga general que tendrá lugar el próximo 29 de marzo. Antes de la reunión, ambos han atendido a los medios de comunicación para lamentar los servicios mínimos que están imponiendo las administraciones, y sobre todo el ataque al derecho constitucional de huelga. "Sí, habrá piquetes informativos, y las Fuerzas de Seguridas no tienen que intervenir si no hay ningún conflicto. Estamos preocupados después de lo que ocurrió en Valencia", manifestaron

Agustín Prieto aseguró que los trabajadores saben que la reforma va a ser muy negativa, "es el recorte más brutal sobre unos derechos que creíamos consolidados, los retrotraen a épocas ya superadas". Así, recordó que gracias a los convenios colectivos se establece la relación laboral entre empresarios y trabajadores, pero esta reforma laboral dilapida ese diálogo. "El empresario mañana puede bajar el salario a un trabajador si le da la gana, o cambiarlo de puesto, y si encima dice que no, lo despiden con una indemnización ridícula", argumentó.

Por eso, lamenta los ataques al derecho de huelga, "un derecho constitucional, que ese día prevalece sobre el derecho constitucional al trabajo, que se lo digan a los cinco millones de parados". Una situación de la que también responsabilizó al actual Gobierno del Partido Popular, pues desde la toma de posesión de Rajoy hay 400.000 parados más, a lo que se suma la ausencia de negociación de la Junta para establecer unos servicios mínimos el día de la huelga. "Van a trabajar más personas que un domingo", dijo, por lo que recurrirán a los tribunales, al igual que durate la anterior huelga, "que al final nos dieron la razón, pero dos años después, y así no tenía efecto ninguno".

Por su parte, Ángel Hernández justificó la convocatoria de la huelga general ante las críticas a que se tardó siete años en hacer una al Gobierno del PSOE y menos de cien días al del PP. "No es una cuestión de tiempo, sino de responder a los ataques del Gobierno contra los derechos de los trabajadores, en el momento en que se producen". Y recordó que ahora incluso es una situación más grave, pues había un acuerdo previo con la patronal "que el Gobierno ha despreciado. Si Rajoy quiere evitar una huelga general ya sabe lo que puede hacer".

A su juicio, la actual reforma va por el mismo camino que la anterior, pues ha generado más desempleo. "Hay que ver las cosas en su justo término. La gente está muy preocupada pero el 29 de marzo habrá muchos actos de valentía, lo que está en juego es un modelo de sociedad". De ahí que también hiciera un llamamiento a todos los ciudadanos a participar no sólo en la huelga, sino también en las manifestaciones que tendrán lugar por la tarde, en el caso de Salamanca a partir de las 18:30 horas.

Piquetes empresariales

En la misma línea se pronunciaron los secretarios provinciales de UGT y CCOO, Agustín Rodríguez y Emilio Pérez, quienes añadieron que las administraciones locales también están imponiendo servicios mínimos, al igual que los empresarios, con piquetes de presión. Por eso, reclaman también que las Fuerzas de Seguridad garanticen el derecho de huelga, en lugar de "hacer el pasillo para que los trabajadores acudan a su puesto. Son muchas las empresas que quieren establecer piquetes informativos y comités de huelga para un día con un ambiente de miedo y amenazas, pero la huelga general va a ser un éxito".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído