Los sindicatos han hecho público un Manifiesto con el lema 'Con la educación y la Sanidad no se juega', en el que denuncia el grave deterioro de los servicios públicos básicos )educación, sanidad, atención a la dependencia) que, a su juicio, están provocando las políticas de ajuste, "con una consecuencia clara, se deterioran los servicios públicos y con ello la calidad de vida de la ciudadanía, en especial de los sectores más vulnerables de la sociedad: pensionistas, jóvenes, mujeres e inmigrantes y aumenta la desigualdad, la pobreza y la marginación".
 
"Ahora se han presentado los PGE para el año 2012 y a los dos días se nos anuncia un recorte presupuestario adicional de 10.000 millones en sanidad y educación. Ya conocemos que en educación van a recortar 3.000 millones a base de aumentar el número de alumnos por aula, de reducir las plantillas a través de incrementar la jornada de los docentes, de paralizar la aplicación de determinados ciclos formativos, de incrementar las tasas universitarias… En sanidad van a recortar 7.000 millones. Ahora sabemos que se va a imponer el repago de los medicamentos y que, por primera vez, van a pagar los pensionistas", explica el manifiesto. 
 
Para CCOO, las medidas en educación supondrán un deterioro de la calidad de la enseñanza, "que como todas estas medidas se cebarán en los sectores más desfavorecidos de la población, afectando gravemente a la igualdad de oportunidades". Por lo que se refiere a la sanidad, denuncia que las medidas planteadas pueden suponer que quien más lo necesita, los pensionistas con menos ingresos y dolencias más serias, dejen de recurrir a la sanidad aumentando los riesgos para la salud e incrementando los gastos de hospitalización. Además, suponen un recorte encubierto de las pensiones que el Gobierno se había comprometido a no tocar.

Por su parte, UGT rechaza la estrategia del Gobierno de debilitar la educación pues está afectando a la equidad del sistema y a la igualdad de oportunidades. "Ayer fue el turno de la Universidad, tras reducir las becas y endurecer los requisitos para lograr una ayuda al estudio, se anuncia ahora un incremento de las tasas universitarias, aumentando el coste de las segundas y terceras matrículas, de tal forma que los repetidores, serán penalizados y llegarán a aportar el 100% de su plaza", explcia. Los sindicatos amenazan con recurrir a los tribunales al considerar que el Ministerio no ha convocado la Mesa Sectorial de Educación para comunicar los recortes.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído