Para Comisiones Obreras (CCOO), los datos de perdida de puestos de trabajo y de aumento del desempleo son alarmantes. “Deben hacer que los diversos gobiernos de Europa y de España rectifiquen las políticas que están llevando a cabo, a riesgo de que si seguimos así no hay futuro, ni para nuestro país ni para la Unión Europea”, explica el sindicato en un comunicado. 
 
Y es que el desempleo es el principal problema de este país, con un 26% de tasa de paro, pues una de cada cuatro personas que quieren trabajar no puede hacerlo, y también de Europa, donde ya alcanza de media al 12% de la población. Por eso, CCOO reclama a la Junta de Castilla y León la pronta puesta en marcha de las políticas activas y de empleo acordadas en la Estrategia de Empleo y Formación, así como en el Plan de Estímulos al Crecimiento y al Empleo para el 2013, retirando además el expediente de regulación de extinción de contratos de los orientadores del Ecyl, que junto a los demás trabajadores del servicio público de empleo son los que prestan atención y servicios a las personas desempleadas. 
 
Asimismo, el sindicato reclama al Gobierno la prórroga del programa estatal Prepara, es decir, los 400 euros para desempleados que agoten todas las prestaciones, pues su vigencia termina en febrero. CCOO lamenta que se uno más de los recortes que se suman a sanidad, educación, servicios sociales, dependencia y del personal de las administraciones públicas en general. “Y vienen más recortes derivados del rescate financiero, el recorte en las prestaciones de jubilación”, concluye el comunicado.

Por su parte, UGT considera que los datos de la Encuesta de Población Activa referentes al cuarto trimestre del año 2012, muestran que "la situación es ya insostenible, no se puede abandonar a los que han perdido supuesto de trabajo, por el continuo empeoramiento de la situación económica, no pueden encontrar un empleo. Alargar inútilmente la decisión de la prórroga del Plan Prepara en un contexto de destrucción de empleo, de aumento del paro de larga duración, es una inmoralidad".
 
A su juicio, "queda patente que las políticas de recorte de gasto si no van acompañadas de estímulo al crecimiento y la creación de empleo, no cumplen siquiera con los objetivos de reducción del déficit para las que supuestamente se implementan. Además no se puede esperar crecer y salir de la crisis desde la profundización de los desequilibrios y desigualdades. No aceptamos que el desempleo, la rebaja salarial generalizada, el empobrecimiento masivo, la exclusión social o la eliminación de servicios públicos sea la única política posible frente a la crisis, porque no lo es. No aceptamos que reformas laborales como las impuestas sirvan para destruir más empleos y derechos".
 
Y añade que "hay alternativa si se cambia el objetivo de la política económica, porque no tiene sentido seguir afirmando que esta es la única política posible cuando no es cierto. Hay alternativa porque lo que hay que hacer es proteger a los que se han visto más perjudicados por la larga crisis que atravesamos y que cada vez se encuentran con mayores dificultades para reincorporarse al mercado de trabajo; hay que hacer políticas que favorezcan el mantenimiento y la creación de tejido industrial en sectores de mayor aportación de valor añadido y con mayores posibilidades de crecimiento duradero y sostenido; y hay que procurar que los jóvenes tengan oportunidades, porque son el capital de futuro más valioso que tenemos; y hay que valorar la experiencia y el saber hacer de los trabajadores que ahora no tienen oportunidades, porque son el capital actual que tenemos tan desaprovechado".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído