El Club Universitario de Innovación de la Universidad Pontificia de Salamanca ha desarrollado un sistema de asistencia a la rehabilitación de personas con lesiones o discapacidades físicas. En palabras de sus autores, los alumnos Antonio Martín González y Rodrigo Olmo Rodríguez, “el proyecto MAR consiste en un asistente de rehabilitación que permite a un paciente realizar ejercicios de forma autónoma sin necesidad de supervisión de un profesional médico”. Basado en la tecnología Kinect, desarrollada por Microsoft, nace con el objetivo de ayudar a personas con lesiones o discapacidades físicas moderadas a realizar los ejercicios prescritos por el médico en cualquier lugar, horario y sin necesidad de la presencia de un profesional.

El sistema, desarrollado para el sistema operativo Windows 7 de Microsoft, permite dos funciones principales. En primer lugar, el diseño y edición de ejercicios por un médico especialista en rehabilitación, que puede personalizar totalmente los ejercicios indicando los huesos implicados y los movimientos que se deben realizar. Se ha creado de modo que el diseño y programación de los ejercicios sea lo más sencillo posible. En segundo lugar, el paciente puede ejecutar los ejercicios ante el proyector y la pantalla, y el sistema detectará y corregirá sus movimientos hasta que la ejecución sea la adecuada sin necesidad de que el paciente tenga contacto físico con un controlador tradicional, utilizando para ello un sistema de detección de movimientos basado en las rotaciones tridimensionales absolutas de los huesos del usuario, y no de su tamaño, posición y longitud, como hasta ahora. Esto le da más precisión a la hora de identificar y corregir los movimientos.

 
Aunque el sistema está diseñado para que el paciente sea autónomo, es necesaria la implicación de un médico tanto para diseñar los ejercicios como para supervisar las primeras sesiones, ya que algunos pacientes poco familiarizados con la tecnología pueden tener problemas con los sistemas, y necesitan una formación inicial.
 
“La idea es que al final el paciente pueda realizar los ejercicios de forma completamente autónoma” han declarado los creadores a DiCYT (www.dicyt.com). Para favorecer la autonomía, se ha diseñado MAR con un funcionamiento intuitivo y sencillo, que hace posible el uso de la aplicación por personas sin conocimientos informáticos. El seguimiento de los ejercicios se hace mediante una interfaz de realidad aumentada muy llamativa, que estimula el ánimo del paciente y le ayuda a comprender y perfeccionar los movimientos.
 
Ventajas del sistema
 
Las principales ventajas de este sistema, desarrollado por los estudiantes con el apoyo de Alberto Pedrero Esteban, director del proyecto y decano de la Facultad de Informática, son la adaptabilidad a la vida y horarios del paciente y el ahorro económico en traslados al centro sanitario. Además, existe la posibilidad de una comunicación directa con el médico a través de la aplicación, de modo que el profesional sanitario puede supervisar los ejercicios del paciente y enviarle nuevos ejercicios sin necesidad del desplazamiento del enfermo al centro médico.
 
El desarrollo de esta iniciativa surgió de la búsqueda de aplicaciones útiles de la tecnología Kinect por parte de los alumnos y del profesor. Las principales dificultades que encontraron los estudiantes fue aprender y entender el funcionamiento de la tecnología Kinect, muy novedosa y, por lo tanto, poco conocida. El trabajo posterior, una vez hubieron interiorizado las bases técnicas, fue mucho más rápido.
 
Aunque actualmente no cuentan con empresas o centros de rehabilitación interesados en la aplicación, esperan que ésta se dé a conocer y pueda distribuirse en el futuro, ya que la consideran de gran utilidad. Aunque actualmente la aplicación es completamente funcional los autores creen que siempre hay margen de mejora, e indican que una vez se empiece a utilizar de forma rutinaria se podrán detectar y corregir las posibles carencias del sistema.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído