El anuario estadístico de Banco España-Duero también recoge la evolución demográfica de los municipios salmantinos durante la última década, mostrando cómo sólo 54 de los 362 que componen la provincia charra registró un crecimiento de población. La mayoría pertenecen a los municipios del entorno de la capital, mostrando un claro éxodo desde el medio rural al urbano.

Así, las localidades del alfoz registran un incremento superior del cincuenta por ciento, por ejemplo Carbajosa de la Sagrada, uno de los municipios españoles que más ha crecido en diez años y el segundo de Castilla y León. A continuación se detecta un segundo cinturón de municipios con crecimiento entre el 25 y 50 por ciento. No ocurre lo mismo con la capital, que ha experimentado un continuo descenso de población desde el año 2005, cuando llegó a 160.000 habitantes, para perder más de siete mil desde entonces, sobre todo jóvenes.

Destaca también el crecimiento de varios municipios más allá del entorno de la capital. En primer lugar está La Alberca y su zona de influencia, al hilo del desarrollo turístico de la Sierra de Francia, y en segundo lugar los municipios de la estación de esquí de La Covatilla. Lo que demuestra una vez más que el turismo es motor de desarrollo en el medio rural salmantino.

Municipios sin nacimientos

Cabe recordar, como ya publicara este diario hace una semana, que cada año hay en torno a 170 pueblos de Salamanca sin niños, una tendencia al alza desde el año 2000 mientras continúa la emigración de jóvenes hacia la capital u otras provincias en busca de oportunidades. El informe 'La población de Castilla y León en los inicios del siglo XXI' aborda la natalidad y la emigración durante una década. Así, desde el año 2000 se ha ido incrementando el número de municipios de la provincia de Salamanca donde no hay nacimientos para llegar al último lustro donde cada año hay casi doscientos pueblos sin alumbramientos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído