A finales de julio, los autónomos liquidaron a Hacienda el IVA de las facturas emitidas en el segundo trimestre. La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA calcula que desde enero los trabajadores por cuenta propia en España han adelantado al erario 392 millones de euros de IVA en facturas no abonadas y algunas que nunca se cobrarán, de las que 12 millones corresponden a Castilla y León.
 
Por esto, denuncian que la mayoría de los autónomos mantienen su negocio facturando a 90 días, ahora con retrasos adicionales como consecuencia de la crisis. A su juicio, este esquema de facturación antes era sostenible, porque cuando el autónomo acudía al sistema financiero para obtener liquidez que le permitiese hacer frente a sus necesidades, las entidades atendían sus peticiones. "Ahora, el estricto y riguroso protocolo de las entidades financieras ha cerrado el grifo para los autónomos hasta situaciones asfixiantes", añaden los autónomos.
 
Por poner un ejemplo, un autónomo que facture durante el mes de diciembre estará obligado a pagar el IVA antes del 30 de enero, a pesar de que, en el mejor de los casos, su factura la haga efectiva en el mes de marzo. "Además el coste medio por autónomo de la subida del IVA, que muchos emprendedores asumirán para no trasladarla al consumidor, y de las retenciones será de 1.100 euros anuales por autónomo”, concluyen.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído