La Lotería de Navidad pierde adeptos en Salamanca a pasos agigantados. A falta de poco más de un mes para el sorteo, las administraciones de lotería aseguran que las pérdidas han descendido respecto al año pasado entre un 10 y un 20 por ciento.

Entre los motivos de esta caída destacan tres por encima de los demás: la crisis, que hace que el bolsillo de los salmantinos no llegue para pagar los 20 euros de los boletos; el nuevo impuesto del 20 por ciento para aquellos premios superiores a 2.500 euros; y la venta de boletos por Internet, que hace que los compradores accedan a administraciones de ciudades más grandes y, por lo tanto, con más posibilidades de repartir premios. En la sede central se apunta que Salamanca suele ser una provincia donde se dejan las compras para última hora, pero algunos dueños de administraciones aseguran que “los días 20 y 21 tampoco es lo que era, lo que se ha perdido ya no se recupera”.

Desde Loterías y Apuestas del Estado se preveía un descenso en las ventas, aunque no tan precipitado. Una muestra de esas expectativas es que este año se han impreso 20 series menos por número. “Lo malo es que la gente pierda el hábito de comprar porque entonces se acaba el invento”, afirma el dueño de la administración de lotería número 5. Aún queda algo más de un mes para el sorteo y los loteros confían en una remontada de las ventas, pero como siga este ritmo hasta el calvo de la Lotería acabará tirándose de los pelos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído