La Universidad de Salamanca ha creado un sistema basado en una red de sensores inalámbricos que permite monitorizar la actividad de una persona mayor en su propia casa. Gracias a una aplicación web, un familiar podría estar informado de si sus movimientos son los habituales o hay alguna incidencia extraña. Además, este familiar podría incluir en el sistema cierta información para recordarle al anciano que debe realizar algún tipo de acción, como tomarse una pastilla a una hora determinada. De esta forma, se prolonga el tiempo en el que una persona puede vivir sola y valerse por sí misma.
 
"El sistema es una red de sensores inalámbrica que permite detectar la actividad que se está realizando en el hogar de una persona mayor", declara a DiCYT (www.dicyt.com)  Darío Alejandro López, estudiante de la Facultad de Ciencias que ha desarrollado el proyecto con el apoyo de Ángeles María Moreno Montero, profesora del Departamento de Informática y Automática, como directora del proyecto. "Se instala un dispositivo en cada habitación de la casa y un familiar, por medio de una aplicación web, puede saber si la persona está en una habitación, si se abrió una puerta o una ventana", comenta. La ventaja es que "no son cámaras", lo que supondría una intrusión en la intimidad de las personas y provocaría rechazo, sino que son sensores de movimiento.
 
Por otra parte, el mismo proyecto también incluye un sistema de recordatorio de actividades que sirve para indicarle a la persona mayor si debe tomarse un medicamento a una hora determinada. Para ello, sólo habría que cargar esa información a través de la misma aplicación web que al familiar le sirve para conocer los movimientos y "en el ordenador que está en el hogar de la persona mayor saltaría una alarma para avisarle de tomar un medicamento o realizar una acción".
 
Hacia un futuro, Darío Alejandro López se plantea complementar este sistema con otras funcionalidades. Por ejemplo, se podrían incluir un dispositivo que lleve la persona mayor en forma de pulsera provisto de un acelerómetro que detecte una posible caída de su portador y envíe una señal de alarma. "Al estilo de los que ya utiliza la Cruz Roja, el mismo dispositivo cuando la persona tiene una emergencia podría presionar un botón para avisar", comenta.
 
Desarrollar alertas por SMS
 
Todo ello se puede completar también con otro servicio para el familiar, que consistiría en un sistema de aviso por SMS. "Si a mi abuelo le pasa algo, podría recibir una alerta en el móvil o si ocurre un hecho inusual como que se abra una puerta a una hora extraña, con este mensaje yo ya podría llamarle y comprobar si está todo bien", pone como ejemplos.
 
El alumno diseñó un circuito para integrar los sensores y creó la aplicación web, que podría ser objeto de protección intelectual. "En España y en Europa no he encontrado empresas que ofrezca un servicio como éste. Sí he encontrado una empresa americana que lo hace profesionalmente, pero habría que ver si tiene alguna patente y si abarca sólo Estados Unidos. Si no está en Europa, se podría comercializar sin problemas, teniendo en cuenta que el nicho de mercado es muy amplio", señala el autor, que ha desarrollado el proyecto gracias a la beca obtenida en el Programa de Prototipos Orientados al Mercado de la Universidad de Salamanca, que se enmarca dentro del Proyecto de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa (T-CUE) de la Junta de Castilla y León.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído