Casi un tercio de los trabajadores renuncia a su tiempo de descanso para comer. Es el sorprendente resultado de una encuesta elaborada por Monster y que indica que el 30% de los empleados comen a diario frente a su ordenador, renunciando a la pausa para la comida. Aunque los expertos recomiendan como hábito saludable tomarse un mínimo de media hora para comer y desconectar, un 18% de los encuestados reconocen que sólo se conceden 15 minutos al día. En el otro lado de la balanza, un 34% afirma que para entre 30 y 45 minutos y únicamente un 18% dedica una hora completa.
 
En el caso español, los datos de la encuesta describen que cerca de un 38% dedica entre 30 y 45 minutos para comer, cifra no muy alejada de la de Europa, ya que casi un 40% del total de nuestros vecinos encuestados dedica este tiempo para desconectar y alimentarse.
 
Si en nuestro país casi un 24% disfruta de una hora entera para comer, un 45% de los ingleses o no desconecta ni un minuto o incluso come mientras trabaja. Los suecos, por el contrario, son los que más se levantan de su mesa de trabajo para comer, solo un 11% toma algo mientras teclea.
 
Algo similar ocurre en España, donde solo un 16% se queda en su puesto para seguir trabajando mientras da cuenta de un rápido bocadillo o sándwich.  De entre quienes más aprecian el valor del descanso para comer, destacan los franceses (32%) y los alemanes (28%), para quienes el almuerzo es la comida más importante del día.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído