Los sindicatos del sector ferroviario han convocado dos jornadas de huelga, coincidiendo con la operación salida, pues está previsto que se realicen paros los días 31 de julio y 1 de agosto. En esos días miles de viajeros se desplazan en tren. ¿A qué tienen derecho? ¿Qué pueden hacer ante esta huelga? La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) insite en la necesidad de regular el derecho de huelga, adecuándolo a la realidad actua, de forma que los trabajadores puedan utilizar esa medida de presión sin lesionar los derechos de los demás consumidores, sobre todo en servicios de interés general.
 
Los usuarios afectados por la huelga tienen derecho al reembolso del billete, la devolución del precio del transporte correspondiente al viaje (o a la parte del viaje). También a un trayecto gratuito hasta el lugar de salida.  Si se trata de un viaje de ida y vuelta y se puede realizar ese trayecto de vuelta sin problemas, solo se reembolsará el importe del trayecto de ida. Además, una alternativa de viaje que lleve al destino a la mayor brevedad posible (con una demora máxima de 48 horas), pero eso pasa por un nuevo tren u otra combinación de medios de transporte que consiga ese fin.
 
"En principio no van a indemnizar. El reglamento de Renfe establece expresamente que el transportista quedará exento de responsabilidad por los retrasos o cancelación producidos por las restricciones de tráfico causadas por huelgas, si se ha informado a los viajeros. Pero a nuestro juicio, sí se podría reclamar una indemnización: el Tribunal de Justicia Europea dictó una sentencia estableciendo que una empresa ferroviaria no tiene derecho a incluir en sus condiciones generales de transporte una cláusula según la cual quedará exenta de su obligación de indemnización por el precio del billete por causa de retraso, cuando el retraso se deba a un supuesto de fuerza mayor", explica la OCU.
 
En cualquier caso, si se conserva copia de los de los tiques o facturas de los gastos en que se incurra por el retraso o cancelación, serán necesarios para reclamar la devolución del dinero. "Una huelga como ésta no pueda ser considerada circunstancias excepcionales, pues su gestación es de dominio público y Renfe no puede hacerse la sorprendida ni dejar de tomar medidas para paliar las previsibles molestias a los viajeros", concluye la asociación de consumidores.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído