Los préstamos del Monte de Piedad de Caja España-Duero tienen diversas particularidades, la primera de ellas es la inmediatez de su concesión ya que tan solo es necesario presentar el DNI y las joyas en su sede de la calle García Moreno número 3. Tras realizar una tasación, y si el cliente está de acuerdo, se procede a la entrega del préstamo que suele ser a 3 meses, 6 meses o 1 año (la última opción es la que utiliza el 99% de los clientes).
 
Una vez pasadas 3 semanas desde la formalización del préstamo el usuario puede recuperar en cualquier momento sus joyas previa cancelación del mismo. Además, una vez vencido el plazo, la Fundación también ofrece la posibilidad de renovar por un año más siempre y cuando se pague una pequeña cantidad (en el caso de 1.0000 euros de préstamo la cantidad sería de 90 euros) en concepto de los gastos generados, según explica Joaquin Rovina de Caja España-Duero.
 
A fecha 31 de diciembre de 2013 un total de 2.145 clientes salmantinos tenían préstamos activos. En cuanto a las transacciones, a 31 de marzo de 2014 había 4.020 préstamos vivos (un cliente puede tener abiertas varias operaciones) por un valor de 2.850.000 euros.
 
Tras la fusión de Caja España-Duero se mantienen abiertas tres sedes, la de Valladolid -que supone el 50% de las transacciones-, Salamanca -el 25%- y León -con el otro 25%-. La operación media de los préstamos concedidos es de 670 euros, una cantidad de ha bajado principalmente por el descenso del precio del oro que en estos momentos está a 30 euros el gramo. “Como la garantía vale menos, el valor de la operación media es menor”, destaca Rovina.
 
Función del Monte de Piedad
 
Y es que desde la Fundación destacan que su función no es comprar y vender oro, sino conceder préstamos para que los clientes puedan recuperar sus joyas. Además, solo aceptan joyería montada (ni plata que no tiene apenas venta, ni brillantes sueltos que está más orientado al profesional).
 
El Monte de Piedad siempre ha tenido una buena aceptación, y lo ha mantenido durante la época de crisis ya que durante los años en los que no se otorgaban créditos el Monte de Piedad ha seguido dándolos. Así afirman no tener morosidad y contar con una cierta rentabilidad para seguir prestando.
 
Cuantía de los préstamos
 
Desde la Fundación aseguran que de todos los préstamos concedidos en Castilla y León, 1.550 fueron de hasta 150 euros -utilizados normalmente para pagar un recibo de luz o teléfono-; 4.000 fueron de entre 150 y 300 euros -los clientes manifiestan que los utilizan para pagar multas, una lavadora estropeada o un televisión-; 4.950 de entre 300 y 600 euros -utilizados habitualmente para pagar la renta de la casa o el colegio de los niños-; 4.350 de entre 600 y 1.500 euros -solicitados normalmente por pequeños empresarios-; 1.150 de entre 1.500 y 3.000 euros -para reformas en casa, por ejemplo-; y 360 de más de 3.000 euros. Como curiosidad cabe destacar que no hay ningún préstamo concedido por más de 30.000 euros. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído