Continúan las protestas de trabajadores del Ayuntamiento para reclamar al equipo de Gobierno que les sea devuelto el cobro de 1.000 euros anuales por la productividad que le fue recortado temporalmente hace cinco años. Si el pasado martes se concentraron frente a las oficinas municipales de Íscar Peyra, cortando temporalmente el tráfico, este viernes ha sido durante el pleno de la Corporación municipal.

Medio centenar de personas, con los secretarios provinciales de UGT y CCOO a la cabeza, se han presentado a las 8:30 horas. Haciendo ruido con los papeles y gritando "nosotros sí cumplimos", denuncian que si hay 12,5 millones de euros de superávit en 2014 entonces se utilice el dinero para pagar a los funcionarios. Tras interrumpir varias veces la sesión, minutos después abandonaron la sala sin altercados y el pleno continuó su curso.

?Los trabajadores hemos hecho un esfuerzo muy importante, dentro de las medidas que acordamos para mejorar en lo posible la economía del Ayuntamiento, pero ahora es el momento de pedir recuperar nuestro poder adquisitivo y las mejoras sociales?, señaló Emilio Pérez en representación de las organizaciones sindicales que han secundaron una manifestación esta semana (CCOO, UGT, CSI-F, SPPM y USO). ?El Ayuntamiento de Salamanca, y creo que es noticia a diario, está presumiendo de un superávit que comenzó siendo de cerca de 5 millones en 2012 y que ha cerrado en 2014 con cerca de 13 millones de euros?, ha señalado recordando los posibles para recuperar los 150 puestos que se han perdido y los 5.000 euros anuales por funcionario en base a la productividad. La Junta de Personal y Comité de empresa de los trabajadores del Consistorio han pedido la convocatoria inmediata de la mesa de negociación ?y si no llegamos a nada nos tocará manifestarnos de otra manera para tener mayor repercusión?.

Javier Gangoso, presidente en Salamanca del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España, particularizó la protesta por la decisión unilateral para la puesta en marcha de la Policía de Barrio. Asegura que el Ayuntamiento de Salamanca no ha contado con los profesionales mientras se sigue recortando en la plantilla. ?Es penoso que nos hayamos enterado por la prensa sobre la formalización de la Policía de Barrio. No se ha contado con nosotros estando dispuestos a la negociación y al diálogo. Han decidido por su cuenta que cincuenta policías salgan del servicio ordinario sin pensar en la cobertura de los fines de semana ni las noches porque quedan completamente descubiertas?.

Finalmente, Gangoso consideró que esta decisión se centra ?en una medida totalmente electoralista? recordando que desde el año 2010 el número de efectivos se ha reducido drásticamente, perdiendo 21 policías por jubilaciones, a los que hay que sumar 11 policías que pasan a las oficinas, 10 que han sacado del calendario ordinario y 18 bajas de larga duración, lo que supone una pérdida de 60 policías menos, 30 coches patrullas dedicados antes al servicio ordinario. Por eso, no entienden que el actual equipo de Gobierno, que en el año 2012 decidió prescindir de la Policía de Barrio por falta de efectivos, quiera recuperar ?ahora que somos muchos menos, se quiere implantar de forma precipitada y poco estudiada?.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído