El Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza de Salamanca (STE Salamanca) y el Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Administración de Castilla y León (STACyL) se suman a la huelga general del próximo 29 de marzo al considerar que la reforma laboral es perjudicial para el sector de la educación. Así, considera que se modifica el estatuto de los trabajadores, pues permite el despido de personal laboral por insuficiencia presupuestaria. 
 
Eso supone una disminución de la contratación, con lo que no se cubren las vacantes educativas y se repercute en un mayor trabajo sobre la plantilla actual. “Nos quieren hacer pagar una crisis de cuyas causas no somos en absoluto culpables”, manifestaron.
 
A ello se une que las retribuciones de los trabajadores públicos de la enseñanza se han reducido un 13 por ciento desde 2010 entre disminuciones  de sueldo y cambios en el IRPF. “Esta pérdida del poder adquisitivo de los funcionarios sucede en todas las administraciones educativas sin acuerdo, o rompiendo los acuerdos previos con las organizaciones sindicales”, concluyeron.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído