La incorporación al puesto de trabajo en la campaña de rebajas se realiza, habitualmente, mediante un contrato temporal o de duración determinada. En este sentido, según el informe de la empresa de recursos humanos Randstad, este tipo de contratación es una opción idónea para acceder a un primer empleo que aumente la empleabilidad de los candidatos más jóvenes, que ganarán experiencia en un sector concreto y adquirirán competencias que les resultarán útiles en su futuro profesional. 

De igual manera, este modelo contractual ofrece una nueva oportunidad de volver al mercado laboral a profesionales desempleados, independientemente del tiempo que lleven en esta situación. 

Los contratos de duración determinada son una herramienta que añade valor al currículum del profesional, aumentando sus capacidades profesionales y su experiencia laboral, lo que les aporta mayor empleabilidad. Además, pueden suponer un puente hacia el empleo estable, un trampolín que les aporte el impulso necesario para seguir creciendo en el entorno laboral.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído