El secretario de Acción Sindical de CCOO Castilla y León, Vicente Andrés; el secretario de Acción Sindical de UGT Castilla y León, Faustino Temprano; el secretario general de CCOO en Salamanca, Emilio Pérez; y el secretario general de UGT en Salamanca, Agustín Rodríguez, han comparecido ante los medios de comunicación, en la mañana de este martes, para explicar la situación de la negociación colectiva tras un año de vigencia de la reforma laboral aprobada por el Gobierno.

Según denuncian los responsables sindicales, la situación de la negociación de los convenios colectivos se antoja compleja ya que hay muchos de ellos que están a punto de perder su vigencia. De esto se obtiene que se dilata en el tiempo y rechaza las condiciones expuestas  en las situaciones laborales y económicas de los trabajadores hasta el 8 de julio, fin de vigencia de la reforma laboral aprobada por el Gobierno. En la actualidad, hay pendientes de negociación, en la provincia de Salamanca, treinta y cinco convenios colectivos que afectan a un total de 31.080 trabajadores.

 

Anunciaron, por otro lado, una campaña a favor de la negociación colectiva, la cual, denuncian que ha cambiado sustancialmente en la búsqueda de las mejoras de las condiciones laborales y sociales de los trabajadores. De la misma manera, definieron la reforma laboral “como el mayor ataque al mundo laboral donde el 70% de los convenios colectivos siguen sin avanzar hacia una negociación”. Explicaron que, de no llegar a un acuerdo en estos convenios, muchos trabajadores pasarán a cobrar únicamente lo que marca el salario mínimo interprofesional.

 

También aprovecharon para criticar la actitud de algunos empresarios para aprovechar a cambiar las condiciones laborales de los trabajadores obteniendo así mayores beneficios. Denunciaron también la imposibilidad de negociación con la Confederación Empresarial de Castilla y León, CECALE. Por ello, aseguran, “que llegarán hasta donde la patronal no quiere llegar” en una clara intención de alternativas, como es el caso de acudir ante la mediación del SERLA que por cierto, no estarán dispuestos a negociar las condiciones de este organismo tras finalizar su vigencia el próximo 31 de diciembre de 2014.

 

Medidas de presión

 
Los representantes de los sindicatos anunciaron que de no llegar a una negociación sobre los convenios colectivos y evitar mantener aquellos que están en riesgo por la pérdida de su vigencia, se verían en la obligación de volver a tomar las calles para hacer llegar al resto de la ciudadanía y al Gobierno la problemática existente en este sentido buscando el debate y la confrontación. Pedirán al Gobierno que no se posicione del lado de los empresarios, sino que lo haga utilizando el diálogo y el consenso.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído