El sindicato UGT, concretamente su secretario general en Salamanca, Agustín Rodríguez ha hecho público un comunicado de prensa en el que valora lo datos conocidos hoy del paro, "enero vuelve a ser, para  Salamanca, un mes malo en materia de paro registrado; si bien es el menos malo de los últimos cinco años, no es menos cierto que es en enero de 2013  cuando alcanzamos una cifra récord de  37.059 desempleados, un 3,37% más que el mes anterior (1.209) y un 10,09% más que el año anterior (3.398)"

En función del sexo, el paro femenino se sitúa en 19.516  desempleadas  que representan el 52,66%, de las cuales el 90,16% son mayores de 25 años. Por sectores de actividad crece el paro registrado en todos, únicamente desciende en el colectivo sin empleo anterior, que lo hace en 28. El sector servicios es el más 

perjudicado con 968 parados más, seguido de construcción con 170, industria con 67 y agricultura con 32. Son 44 extranjeros más los parados registrados este mes; casi  en su totalidad corresponden al sector servicios.

La contratación muestra una evolución contraria al paro registrado pues se realizaron 5.557 contratos, 251 más que en diciembre de 2012. Ese incremento supone un 4,73% y se produce tanto en los contratos temporales como los indefinidos, con 105 y 146 respectivamente. Los contratos temporales representan el 89,36%.

Los beneficiarios de prestaciones se sitúan en 19.177, de los que sólo 10.010 reciben prestación contributiva, 7.413 subsidio y 1.754 RAI. La media de prestación 
contributiva está en 791,8 €/mes  (estos datos son referidos al mes de diciembre, con un paro registrado de 35.850).

 

"El dato de 37.059 parados registrados en Salamanca es escalofriante y exige medidas urgentes. Resulta ingrato y poco convincente el requerimiento a los ciudadanos de confianza y esfuerzo para salir de esta situación estando inmersos en tanta corrupción y desequilibrio social", afirma Agustín Rodríguez.

 

UGT apuesta por mantener tanto el Prepara como los acuerdos emanados del Dialogo Social con la Junta de Castilla y León para evitar, en la medida de lo posible, la extrema pobreza y la exclusión social. "Es imprescindible activar el crédito así como fomentar la inversión pública para generar tanto actividad económica como empleo. La reforma laboral está consolidándose y sigue fomentando la destrucción de empleo tanto privado como público, instalando el miedo en el mercado laboral y precipitando la desaparición de PYMES, dejando  a ciudadanos de edad avanzada en situación de jubilación definitiva con una pensión mínima, después de una larga vida laboral".

El sindicato añade que "los servicios públicos son, en estos momentos, más necesarios que nunca tanto como soporte social y de cohesión,  como  factor de empleo; todo ello con una gestión encaminada a su crecimiento y no a justificar su privatización", concluye.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído