UGT calcula que cientos de trabajadores salmantinos estarán afectados por la reestructuración

 UGT calcula que cientos de trabajadores salmantinos estarán afectados por la reestructuración
UGT calcula que cientos de trabajadores salmantinos estarán afectados por la reestructuración
La Unión General de Trabajadores (UGT) calcula que la reestructuración de Banco Ceiss, Banco España-Duero tras la fusión de ambas cajas de ahorro, podría afectar a unos 800 empleados de la entidad en Castilla y León, sobre todo de Salamanca, donde se prevén cientos de despidos y bajas laborales. Una cifra que supondría, a la espera de que la entidad financiera concrete los detalles del expediente de regulación de empleo, entre el 50 y el 65 por ciento de los 1.230 afectados por esta medida, necesaria para poder afrontar la unión con Unicaja.

El secretario regional de la Federación de Servicios de UGT, Juan Antonio Bilbao, asegura que los trabajadores del Banco Ceiss han dado un paso más, por eso, urge ahora a los directivos de la entidad  a que “muevan ficha” y cierren el proceso de fusión con Unicaja con el único fin de garantizar la viabilidad de la empresa. “Los trabajadores han hecho un esfuerzo suficiente y necesario, tras las exigencias del Banco de España y del BCE”, ha destacado Bilbao.

En este sentido, destacó que la reestructuración tendrá especial incidencia en los servicios centrales de la entidad, ubicados en León, Salamanca y Valladolid, además de en las sucursales ubicadas en la zona de expansión histórica de la entidad, es decir, fuera de estas tres provincias. De hecho, en algunas oficinas ubicadas en otras comunidades autónomas, sólo se mantendrá una sucursal. Ello supondrá, por ejemplo, el cierre de una veintena de ellas en Madrid.

 
UGT se ha referido a la negociación llevada a cabo con la empresa, un proceso que ha calificado como duro, complejo y complicado y en el que los trabajadores han sido los que más han dado”. Banco Ceiss cuenta en la actualidad con 490 sucursales y 3.100 trabajadores en Castilla y León, más la red nacional. De los 1.230 afectados por el ERE, se estima que la mitad podría solicitar la baja voluntaria.
 
Por otra parte, y en cuanto a la “vergonzosa subida de sueldos", de un 1,6%,  de varios de los directivos de la entidad en 2012, el máximo responsable regional de FeS-UGT ha señalado que “un acto de dignidad sería la dimisión del equipo directivo, no sé que hacen ahí todavía, aseguró”. El preacuerdo de reestructuración se ha cerrado con UGT y Csica, que ostentan el 71% de la representatividad. El resto de sindicatos no ha comunicado aún su decisión.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído