En la mañana de este jueves, con la asistencia de numerosos trabajadores, la Federación de Servicios Públicos de la Unión General de Trabajadores ha explicado los recortes salariales, de personal y el aumento de jornada impuestos por el Gobierno de la Junta de Castilla y León. En la asamblea informativa han intervenido Isabel Blázquez Miguel, Secretaria del Sector de Sanidad de la FSP-UGT de Salamanca y por parte de la FSP-UGT de Castilla y León, Carmen Ámez Revuelta, Secretaria General, Nieves Martínez de la Torre, Secretaria de Salud y Tomás Pérez Urueña, Secretario de Acción Sindical.

A juicio de la formación, la medida es precipitada, más aún cuando UGT indica, a tenor de la información de la Consejería de Hacienda, que una vez que se publiquen los Presupuestos Generales del Estado en marzo, lo más probable es que se convoquen mesas de negociación para valorar “nuevas reestructuraciones, según la Junta, recortes para UGT”.
 
El sindicato añadió, en un comunicado, que “ha conseguido el compromiso del consejero del ramo –Antonio Sáez Aguado- de que no habrá negociaciones soterradas, sino una mesa sectorial de instituciones sanitarias, donde las organizaciones sindicales presentarán sus posturas y alegaciones” al documento inicial. Además, precisa que la Junta tiene garantizado el “hombro” de los trabajadores de Sacyl, siempre que “vean el respeto que se merecen por parte de la Junta y se garantice el número de trabajadores que en estos momentos disponen de un contrato temporal, generado así estabilidad laboral y garantizando la calidad asistencial”.
 
También exige que la aplicación y la distribución de la jornada sean en idénticas condiciones para todas las categorías profesionales, y que se garanticen las sustituciones de todos los permisos, vacaciones, licencias y bajas por enfermedad. En el caso de la complementación económica por incapacidad temporal, la Federación de Servicios Públicos de UGT pide que se recurra a otra fórmula para controlar el absentismo, puesto que ésta no sirve para esto y, además, “penaliza a los empleados públicos que tengan la desgracia de padecer una enfermedad de larga duración”.
 
 Mientras, este viernes está prevista una concentración de diez minutos a las puertas del hospital Clínico para protestar por los recortes sanitarios. Está convocada por el sindicato médico CESM, que amenaza con paros durante el mes de febrero e incluso huelgas en la sanidad pública durante la primavera si la Administración autonómica no reconsidera los cambios laborales y económicos que anunció recientemente el presidente Herrera.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído